Hernan Couste

Viajes con propósito

Por Hernán Couste

Pasó el tiempo y aún nos estamos recuperando de esta etapa tan larga y difusa que nos trajo el COVID-19, que nos tuvo en vilo dos años y aún podemos percibir, fueron días en los que nos preguntamos cómo sería el día después, los reencuentros con la gente querida y, sobre todo, con nuestros amados viajes.

Durante este tiempo emergió con fuerza un perfil que ya existía, pero que se consolidó en esos días tan difíciles: el Viajero Consciente, que no consume sin saber, además está pendiente de preservar y cuidar el entorno.

Hoy estamos los que optamos por encontrar un sentido a las cosas que hacemos, quizás movilizados por la inmediatez que nos representa la vida, pocas veces la miramos tan de frente, así como tampoco a la muerte, y para muchos de nosotros la lección aprendida nos lleva a optar por aquellas cosas que nos aporten algo a nuestras vidas.

 

Viajes con propósito: Turismo consciente

¿De qué se trata esta visión del Turismo? Es una manera de concebir los viajes con nuestros propósitos dentro, es planificar actividades con una perspectiva ética, con el medioambiente, las culturas locales de los lugares a visitar, el consumo responsable, y una cosa muy especial: nosotros mismos.

 

Preguntas para hacernos en este tramo del camino:

 

– ¿Qué espero para mí? ¿Qué estoy necesitando?

– ¿Cómo puede este viaje darme eso que necesito?

 

Hernán Couste

Hernán Couste en el Lago Lácar, San Martín de los Andes, Julio de 2022.

 

Lo que necesitamos puede tener varias manifestaciones:

 

– Una decisión que debo tomar

– Un cambio de rumbo o de vida que quiero realizar.

– Plantearme nuevas metas en mi vida.

– Cambiar de trabajo.

 

Estas son sólo algunas preguntas a modo de ejemplo, todos sabemos lo que estamos buscando, o tenemos una idea en base a lo que no queremos, pues bien, los viajes implican apartarnos por completo de la rutina diaria, de nuestros lugares conocidos, de la gente que frecuentamos, las calles y los sabores conocidos.

 

Emprender un viaje es ponerse en modo aprendizaje, porque prestamos atención a las señales, a las indicaciones, si es en un lugar nuevo se activan nuestros sensores de orientación, por eso es una ocasión muy buena para pensar en aquello que estamos buscando con los sentidos renovados, y de esa manera encontrar nuevos elementos que nos sumen valor a nuestras vidas.

 

Y vos ¿Pensas los viajes con tu propósito incluido?

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.