La Marca Jujuy Energía Viva es Tendencia en Turismo Religioso

,

Con el resurgimiento bajo su nueva marca “Jujuy, energía viva”, la Provincia norteña se emplaza como epicentro de tradición y religión. En perfecta armonía de costumbres ancestrales, patrimonio cultural e historia viva, en paisajes de singular belleza, Jujuy es un lugar excepcional para vivir la devoción en las alturas.

Transversal a todas las temporadas del año, el eje de arte, fe y tradición, invita a turistas de todas partes del mundo a envolverse en expresiones de religiosidad presentes en Jujuy en su particular sincretismo que une tradiciones ancestrales con cristianismo.

De esta forma, la Provincia convoca a conocer a los antiguos templos de apariencia austera, en las altiplanicies o las selvas, o entre los cerros de colores de la Quebrada, que conservan obras de arte desde el siglo XVI hasta nuestros días, así como también pequeñas iglesias y capillas, envueltas por la sabiduría de la Pachamama.

De la mano de la devoción, plazas de los pueblos durante las fiestas patronales, en extraordinarias manifestaciones de espiritualidad, ofrece en cada rincón de Jujuy una propuesta religiosa diferente. La Iglesia Catedral Basílica, declarada Monumento Histórico Nacional en San Salvador de Jujuy, la Capilla de Nuestra señora de los Dolores y Nuestra Señora de la Candelaria en Tumbaya, la Capilla de Santa Rosa de Lima en Purmamarca, entre otros, brindan una atmósfera única para pasar una Semana Santa diferente. http://www.turismo.jujuy.gov.ar/

Semana Santa, la fe hecha arte

Esta fecha, es sin lugar a dudas, un encuentro memorable y único de fe y espiritualidad en el suelo jujeño.

Días previos al Domingo de Ramos, se lleva a cabo una peregrinación de fieles al Santuario de la Virgen de Copacabana de Punta Corral en Tumbaya, buscando la bendición de la “Mamita del Cerro”. Cada año, este paraje recibe caminantes que recorren aproximadamente 24 kilómetros por una escarpada geográfica. Mientras tanto, en Tilcara, se recrea la pasión de Jesucristo en gigantes cuadros conocidos como Ermitas, acompañado por el tradicional Vía Crucis Viviente. En Yavi, el Viernes Santo, se prepara el Monte Calvario dentro de la iglesia, y – al atardecer – comienzan a oírse los primeros lamentos del Viernes Santo.

La bendición del Tata Inti – Fiesta del Sol

Conocido por su nombre en quechua el Inti Raymi y en español Fiesta del Sol, forma parte de la espiritualidad de los pueblos andinos, del reconocimiento  y respeto a la energía sagrada del Sol. Este acontecimiento coincide con el solsticio de invierno y con el nuevo año andino.

Se trata de un momento sublime, del que se puede participar en la localidad de Huacalera, donde se recibe la energía que renovará el espíritu. Esta fiesta se realiza en la intimidad de las comunidades, en varios puntos de la geografía jujeña.

Unidos por la Pachamama

Durante todo el mes de agosto, los jujeños evocan a la madre Tierra y agradecen los frutos recibidos durante todo el año. La corpachada, como es llamada la ceremonia de alimentar a la Pachamama, es un ritual consagratorio, imperdible para todo visitante.

La Patrona de El Carmen en Peregrinación Náutica

Días previos a la fiesta patronal del 16 de Julio, en la localidad de El Carmen, la Virgen del Carmen preside una peregrinación en las aguas de los diques. Los fieles la acompañan en catamaranes y lanchas, adornados con los colores celeste, blanco y amarillo. Al llegar a tierra, son recibidos por los gauchos que la custodian en un recorrido a caballo de 4 kilómetros hasta la Parroquia local, donde campanas y pañuelos dan la bienvenida a su querida patrona.

Peregrinación hacia la Virgen del Rosario

El día 7 de octubre, celebración de la Virgen del Rosario, se lleva a cabo una peregrinación de fieles desde la Iglesia Catedral de San Salvador de Jujuy hasta el santuario en Rio Blanco, Palpala, donde cada domingo de octubre la comunidad celebra misas y serenatas para agasajar a la Señora de Rio Blanco y Paypaya.

La Navidad de los niños

En los Pesebres, los devotos y vecinos – principalmente los niños -, llevan a cabo una tradición colonial: la adoración del Niño, la Danza de las Cintas y villancicos. La Danza de las Cintas, única por sus características en la Argentina, se realiza en torno a un mástil de cuyo extremo superior caen cintas de colores que son tomadas de sus extremos por los niños; al son de villancicos, los adoradores danzas trenzando el palo para realizar entretejidos multicolores.

En Jujuy sucede la fe, en su gente y en su cultura viva.  Sin importar el orden en que el turista visite o el tiempo que permanezca, en cualquier iglesia o capilla de Jujuy se siente la magia de una religiosidad que superó el paso de los siglos”, concluye Federico Posadas, Ministro de Turismo de la provincia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *